viernes, octubre 20, 2006

El cruce

El camino más corto no tiene por qué ser siempre el más fácil, ni el difícil el más llevadero. Debe ser una broma pesada: un hilo cortado, otro títere cojo. Aquellos que un día pasaron, deberían volver y rotular las flechas. Espero sentado.

Pero no vendrán.
Nunca lo han hecho.

1 Comments:

At 11:39 p. m., Blogger Jenny said...

está muy bien todo esto que escribes, me encanta, porqué dejaste de escribir? veo que no has recibido feedback pero eso siempre puede cambiar... qué pena que no haya más.

 

Publicar un comentario

<< Home